Cada comienzo de año trae consigo nuevos propósitos por cumplir; cambiar de hábitos alimenticios e inscribirse al gimnasio son de los más idealizados. Algunos llegan a su objetivo y otros los postergan para la siguiente edición.

Platillos con bases mediterráneas y bajos en calorías toman auge durante los meses de enero, febrero y marzo; cada restaurante le da un twist a su menú creando opciones saludables.

El Carpaccio, es sin duda una de estas recetas que ayudarán a lograr lo prometido, desde su concepción fue hecho para mejorar la salud de una comensal que llegó al restaurante de Giuseppe Cipriano en Venecia, allá por los años 30’s; una vez que Truman Capone y Ernest Hemingway lo probaron, se encargaron de popularizarlo.

Ya sea de res,  marisco, pescado o vegetales, su preparación no cambia, sólo el ingrediente. Finas laminas con limón o vinagre, aceite de oliva, sal, pimienta es parte del ritual a seguir para terminar en la mesa como entrada o plato fuerte, cada quien decide el tiempo en que lo quiera acomodar.

 

Descubrir su maridaje es parte importante de la experiencia llevando cada uno de los sabores a su máxima expresión. Carne roja con un Merlot, carne blanca con Chardonnay y hortalizas con Pinot Noir.

Y si pueden ir a probar alguna de estas tres opciones de carpaccio les recomendamos visiten Rustic Kitchen, no se arrepentirán.

Deja tu comentario